Teléfono/whatsapp: +34 662944033
📦 Envío GRATIS en pedidos superiores a 70€
auraastral@auraastral.es / info@auraastral.eu
registros akásicos

EL USO DE LOS REGISTROS AKÁSICOS PARA SANARSE A UNO MISMO Y SANAR A LOS DEMÁS.

LA SANACIÓN ENERGÉTICA EN LOS REGISTROS AKÁSICOS

Antes de comenzar vamos a revisar el significado de SANAR, << superar una circunstancia indeseable, restablecer la pureza o integridad original, recobrar un estado saludable>>.

https://bit.ly/3JHnWnL. Sígueme para no perderte ninguna publicación.

Registros Akásicos.( 3 )

Estas formas de sanación tienen lugar de forma natural en los Registros, porque toda lectura akásica nos permite vernos a nosotros mismos como nos ven, nos conocen y nos aman nuestros Maestros, Profesores y Amados: como seres esencialmente puros y sanos.

Cuando vemos nuestra pureza y nuestra salud durante una lectura y empezamos a descubrir esta verdad acerca de nosotros mismos, ese mismo conocimiento se convierte en el primer paso hacia nuestra sanación. Esto nos permite recuperar nuestra pureza e integridad originales, nuestro estado de salud original, y así comienza nuestra sanación.

Como se suele decir, somos Seres Divinos en cuerpos físicos que tienen experiencias humanas en este planeta. Y los Registros Akásicos arrojan Luz sobre esta verdad, y nos ayudan a recordarla e interiorizarla, para que no sigamos cautivos de una ilusión.

Una de las grandes paradojas del viaje espiritual es que , a nivel del alma, usted es perfecto en todos los aspectos, aunque en su actual forma física pueda estar padeciendo limitaciones ciertamente reales, como una enfermedad física o mental, una enfermedad crónica, penurias económicas o problemas en sus relaciones.

Mientras recorre su sendero espiritual, se le pide que conserve en su interior estas dos verdades aparentemente conflictiva. Así, en tanto su alma infinita es perfecta e inmaculada, su yo humano finito puede estar padeciendo una enfermedad terminal. Una manera de reconciliar esta paradoja consiste en reconocer que estas dos verdades existen simultáneamente en dos dimensiones diferentes.

La verdad de perfección del nivel del alma existe en la invisible dimensión interna, mientras que la verdad de la enfermedad física existe en la dimensión externa, visible. Sin embargo, estas dos verdades no se niegan mutuamente, simplemente coexisten hasta que abandone su cuerpo físico y se convierta íntegramente en espíritu y en totalidad al término de esta vida.

Ma mera comprensión de esta paradoja espiritual nos permite reconocer que las enfermedades y los desastres, sean del tipo que sean, ni son un castigo ni una expresión de la situación del alma. Más bien, son experiencias que nos encontramos como seres humanos y cuyo objetivo es que aprendamos a amarnos a nosotros mismos y a los demás, a despecho de ( o, con frecuencia, por causa de ) esas enfermedades o desastres.

¿ Como tiene lugar la sanación energética en los Registros Akásicos?

Lo que se hace es abrir los Registros y pedir que la Luz del Akasha revele esa esencia verdadesra del alma, para que, mientras dure la lectura ( y, hasta cierto punto, después) esa persona pueda experimentarse desde la altitud de conciencia que proporcionan los Registros. Mientras le da voz a la verdad, durante la lectura, la Luz de los Registros se intensifica y se acelera, y ud recibe la información que se le transmite a través de la energía de las palabras .

Cuando la energía y la información quedan suficientemente registradas en la conciencia y el ser físico, genera un cambio, una expansión y una apertura que permite que tenga lugar la sanación en todos aquellos niveles en los que sea necesaria: mental, físico, emocional, espiritual, energético, del alama o en cualquier combinación de ellos.

Y, en todos los casos, a lo que llevan estas sanaciones es a la constatación de la verdad de que nunca estamos separados de nuestra Fuente de Creación, y de que, así pues, estamos siempre( y en todo momento, a pesar de toda apariencia terrestre) bien, completos y sanos. Cuando tomamos conciencia de esta verdad anímica, nos encontramos en un estado de gracia que permite que tenga lugar la sanación, aunque en un principio sólo sea e los niveles más sutiles.

A medida que trabaja ud. en sus propios Registros va tenido lugar un proceso de sanación natural. Y usted pone en marcha este proceso curativo al situarse en la energía de los Registros de foma consciente, responsable y deliberada.

Cada vez que ud abre los Registros, la paz, el amor, la luz y la bondad le envuelven y le impregnan, saturándole a ud y a su campo energético con fuerza vital akásica de la más elevada calidad, con la consiguiente aceleración de las vibraciones energéticas, tanto dentro como en torno a ud, y de cualquier otra vibración que esté lista para moverse a una velocidad más rápida. Y usted experimenta luego esas vibraciones aceleradas como sentimientos elevados y sensaciones acrecentadas.

Cada vez que accede a los Registros Akásicos, la energía del Akasha se encuentra con su energía humana y provoca una especie de <<ignición>>, cuando la Luz del Akasha( que es extremadamente rápida y refinada, aunque indestructible) se encuentra con su energía humana, más lenta y pesada.

Cuando sucede esto, las energías más ligeras se congregan para crear una vibración más rápida, y las energías pesadas y densas relacionadas con las emociones negativas y con los patrones de pensamientos repetitivos de desmoronan y son absorbidas por el campo energético de la tierra. Allí se trasmutan en patrones de energía que sean más útiles en el plano físico. Así pues, por el mero hecho de estar en los Registros, ud recibe una << afinación energética>> que le ayuda a refinar y elevar su propia energía y servir con más efectividad.

La interconexión entre la energía akásica y la humana tiene lugar a unos 45 cm por encima del centro de la corona, en el octavo chackra. En ese punto, la energía akásica fluye a través de un tubo o pilar hueco de Luz, por medio del cual esta energía se introduce en su dimensión interior e infinita. Esta dimensión le conecta con el Universo a través de la persona que usted es en esta vida.

En esta dimensión puede encontrar su actual constitución emocional, la estructura y los patrones de su mente, los recursos de su voluntad, de sus sueños, de su alma y de su relación con la Divinidad, y todas las demás partes de usted que tiene por ciertas pero que no puede ver con los ojos físicos.

Asumir la responsabilidad significa aceptar tu vida sin culpabilidades, y comprender que todo tiene un propósito divino, aun cuando no siempre sea obvio. La aceptación, vista desde aquí, no tiene nada que ver con la resignación ni con la derrota. Nada. Más bien, significa llegar aun lugar de paz, y ser capaz de decirse a uno mismo:

<<Esto es lo que soy, y ésta es mi vida. Cambiaré lo que pueda cambiar, y me liberaré de lo que no pueda cambiar. Sea como sea, estoy haciendo las cosas lo mejor que sé y puedo. Y, haciendo esto como persona, estoy contribuyendo al mayor bien de todos. Ya no necesito mirar a nadie para sentirme mejor. Acepto la responsabilidad de mi vida, y tomaré mis decisiones yo solo ( yo sola). Y disfrutaré de los resutados de esas decisiones mientras esté aquí, en la tierra. >>

Para llegar a ese lugar de paz y de responsabilidad personal tendrá que mirar en su interior, a fin de encontrar esos patrones de pensamiento, sentimiento y comportamiento que le han estado causando tanto dolor. Afortunadamente, dispone ud de los Registros Akásicos como ayuda en este proceso.

Con las orientaciones de sus Maestros, Profesores y Amados, puede examinar sin peligro quién es usted, y puede ser sincero y honesto en lo relativo a las áreas que necesita trabajar. Después, podrá comenzar a hacer cambios en su vida que sustenten su nueva dirección espiritual, que le abran para dejar espacio a más Luz y que le permitan vivir desde un ámbito de gracia y compasión.

Descubrirá cuando trabaje con sus Registros, la via para experimentar el mayor alivio, la mayor libertad, la mayor alegría y la mayor paz pasa por retirar la atención de encima de los demás, de lo que hagan o dejen de hacer, para situarla sobre uno mismo con la intención de examinarse en profundiad. ÇCuando se pregunte a sí mismo: ¿ Cómo he respondido yo? ¿ Cual es mi parte en esta situación? ¿ Por qué me impido ser amable y cariñoso?, empezará a descubrir formas de curarse a sí mismo.

A medida que profundice en la sanación energética de los Registros, descubrirá que su nivel de preparación personal dependerá en gran parte de su capacidad para apartarse del camino a fin de que la sanación tenga lugar de la forma más efectiva para sus clientes. También descubrirá que su conocimiento y su comprensión del proceso en sí facilitan la sanación. Existen varias rezones para ello:

  • El hecho de hacer su propio trabao de sanación energética en los registros le proporciona un conocimiento de primera mano sobre cómo funciona el proceso. A medida que se familiarice con los tres niveles de la sanación energética, reconocerá con más facilidad el cambio energético que tiene lugar en cada nivel. Después, su capacidad para reconocer estos cambios durante sus propias lecturas le permitirá reconocerlos en las lecturas de sus clientes. Es consecuencia, será capaz de aydar a sus clientes a acomodar xon mayor facilidad la energía acelerada de la Luz y a anclar más profundamente su vibración sanadora.
  • Hacer su propio trabajo de sanación energética en los Registros le permite aprender a confiar en el proceso, lo cual, a su vez, le ayudará a quitarse de en medio. ¿ Recuerda la parte de la Oración de Apertura que dice<< protégeme de toda forma de egocentrismo, y direige mi atención al trabao que tengo entre manos>>? Si tiene fe en el proceso y en su capacidad para aplicarlo, podrá mantenerse firme en la Luz y podrá mantenerse enfocado en su cliente, sin distraerse con preocupaciones ni miedos innecesarios.
  • Hacer su propio trabajo de sanación energética en los Registros es la forma más rápida de desarrollar una clara altitud de conciencia. Una bien desarrollada altitud de conciencia le permitirá liberarse de su propio <<polvo>>, con lo cual se liberará de enjuiciamientos, actitudes y reacciones, tanto dentro como fuera de los Registros.
  • Si permite que sus sentimientos personales emerjan durante la lectura obstruirá el flujo de la Luz y bloqueará su capacidad para reconocer la verdad del nivel del alma acerca de una persona o una situación. Sin embargo, cuando usted despeja sus propios juicios y conoce la verdad sobre sí mismo , es mucho más fácil reconocer la verdad sobre otra persona. Así, en vez de juzgar a una persona desde su propia conciencia y perspectiva humana, usted es capaz de decirse a sí mismo: Dado que conozco la naturaleza divina del esta alma como conozco la mía, sé que la bondad y la totalidad de esta persona se encuentran ahí. Seguiré la Luz hasta que vea la verdadera esenciade esta alma y pueda ayudar a esta persona a verla también. En cierto modo, este proceso es como cavar buscando oro: si estás seguro de que el oro está ahí, seguirás cavando, porque sabes que, cuanto más caves, más cerca estás de encontrarlo. Pero si trabajas con un <<equipo deficiente>> el trabajo se hace mucho más difícil, si no imposible algunas veces.

Su papel como lector akásico practicante consiste en utilizar la energía y la información de los Registros para reconocer la verdad del nivel del alma de su propia esencia, así como la de la esencia de cada uno de sus clientes. Después, cuando usted da una lectura, ese reconocimiento anímico elevará y cambiará la energía y la perspectiva de su cliente de tal modo que, también él o ella, será capaz de reconocer la verdad, y entonces podrá tener lugar la sanación.

Éste es tanto su papel como su objetivo, pero, por desgracia, ¡ quizás no sea el objetivo consciente del cliente para el cual está haciendo la lectura!

Aunque , en un nivel básico, todas las almas desean experimentar su totalidad y su Unidad con toda la Creación, no todos los seres humanos que llegan a usted para una lectura son plenamente conscientes de este deseo.

LOS TRES NIVELES DE SANACIÓN EN LOS REGISTROS AKÁSICOS

sanación con los registros akásicos

Para que un problema se resuelva de forma permanente se requiere de la evolución permanente del alma. En otras palabras, para que una persona pueda tener algún tipo de sanación en los Registros, primero tendrá que experimentar un cambio permanente en el modo en que se percibe a sí misma. Más tarde, esa nueva percepción llevará eventualmente a un cambio en el modo en que la persona se trata a sí misma.

Nivel I: Comprender la historia

Durante este primer nivel de sanación, va a trabajar en el nivel del problema y de sus manifestaciones físicas. Cuando realizamos una lectura akásica, normalmente lo hacemos porque tenemos un problema o una situación que no podemos resolver. Podemos estar afectados, iracunda, dolida, confusa o, incluso, desesperada.

Lo primero es escucharnos y analizarnos y ver esa historia que nos esta afectando, nos relajamos y abrimos registros akásicos centrándonos en la relajación y la respiración, abrimos los registros akásicos. Dado que la energía viaja a través de la palabra hablada, el reconocimiento verbal del problema por parte nuestra es el primer paso del proceso de sanación.

Cuando hablamos y decimos el problema, la energía de las palabras hace que la Luz del Akasha se intensifique y acelere su vibración. Cuanto más hablemos y digamos el problema que tenemos sin dejarnos invadir por el sentimiento de dolor, más fácil le resultará a la Luz hacer su trabajo, y con más rapidez resonaremos ante la vibración acelerada de la Luz. Una vez se haya dado esta aceleración, recibirá el <<empujón>> energético que necesitan para pasar al nivel 2.

Nivel 2: Buscar las causas y las circunstancias.

Después de que haya terminado de describir su problema, puede pedir a los Registros que revelen las causas y las circunstancias de este. A veces, la causa puede ser física, como en el caso de alguien que haya nacido con una enfermedad congénita o que haya desarrollado un cáncer por trabajar con amianto durante muchos años.

En otras ocasiones, la causa puede ser mental o emocional, como en el caso de alguien que tenga una creencia o una actitud concreta que provoca que ocurra algo, o que impida que ocurra. Aun en otros casos, la causa puede ser <<invisible>>, o bien debido a ciertas influencias ancestrales.

Algunos problemas se pueden sanar en el nivel 2, cuando lo único que se precisa es la información referente a la causa o a la circunstancia. Dicho de otro modo, cuando el problema estriba en una falta de comprensión, la información es la solución.

Por ejemplo, mientras cuenta su historia en el nivel 1 de una lectura, la información que se revela durante el nivel 2 puede ser sumamente útil, se sigue considerando una verdad transitoria, porque usted está viendo a un alma particular en el contexto de una encarnación humana pasada, en lugar de ver su verdadera esencia como un ser eterno divino. Cuando la información revelada en este nivel no es suficiente para disipar el problema, o incluso para hacer que suelte la presa, hay que pasar al nivel 3.

Nivel 3: Reconocer la verdad del nivel del alma.

En tanto que, en el nivel 1, lo que se pretende es que nos escuchemos, lo que se pretende en el nivel 3 es que nos conozcamos. El nivel 3 es el dominio de la verdad del alma, esencial y permanente. Es el nivel en el cual puede ver a una persona tal como es vista, conocida y amada en los Registros Akásicos.

Trabajar en este nivel le permite a ud. trascender la esfera del problema terrestre y mundanal de la persona para introducirse en el reino de la conciencia divina. Es en este nivel donde ud. puede ver que , sea lo que sea que esté experimentando justo ahora, eso es algo realmente perfecto y necesario, porque es el vehículo más efectivo para el crecimiento de su alma.

Cuando salga del nivel 3 y se prepare para cerrar los Registros, convendrá que recuerde que el resultado de la lectura no depende de usted en ningún caso. Su responsabilidad comienza y termina estando lo más en forma posible espiritualmente, a fin de mantener la integridad de los Registros.

¿Cómo puedo reconocer los Tres Niveles de la Sanación?

Nivel1:Cuente su historia desde su propio punto de vista

  1. Pienses en un problema o situación que siga << con vida>> para usted ahora, y con el cual le gustaría poder recibir alguna ayuda.
  2. Utilice la Oración de Apertura para acceder a sus propios Registros Akásicos.
  3. Cuente su historia a los Maestros, Profesores y Amados. Mientras describe el problema desde su perspectiva, incluya detalles relativos a cómo y cuándo comenzó , quién se halla involucrado, qué impacto ha tenido y qué complicaciones ha provocado.
  4. Mientras describe su problema, haga una pausa de vez en cuando y hágase estas preguntas:
  • ¿ Cómo me sineto conmigo misma ahora? ¿ Me estoy juzgando a mí mismo de algún modo?( Soy bueno/soy malo, tengo razón/ no tengo razón, debería haber pensado, dicho , hecho tal, o de un modo en particular)
  • ¿ Cómo me siento con respecto al problema o situación? ¿ Lo estoy juzgando de algún modo? ( es estúpido, es una locura, es un error, me hace sentirme desdichado a diario, no debería haber ocurrido jamás. O bien: lo que hice estuvo justificado, los demás están equivocados.

5. Si se descubre con una actitud enjuiciadora, pida a sus Maestros, Profesores y Amados que le ayuden a comprender que, en este momento en concreto, usted no tiene una imagen completa del problema, ni está viéndose a sí mismo ni a los demás como en verdad son.

Pida también a sus Maestros, Profesores y Amados que le ayuden a ver que su situación ni es buena ni mala, que, simplemente es. Del mismo modo, que sus sentimientos acerca de sí mismo y de la situación ni son buenos ni malos, simplemente son. Y sean lo que sean, está muy bien que sean así en este momento de modo que termine de contar la historia pero sin juicios.

6. Es probable que sienta un cambio para cuando haya terminado de contar su historia. Puede ser algo así como un suspiro de alivio, como si el relatar su problema sin enjuiciar nada le hubiera ayudado a sacarlo del pecho ( literalmente, despeja el espacio de su corazón de energías pesadas) y comenzara ahora a respirar un poco mejor. Usted está comenzando también a verse a sí mismo y a su problema desde una perspectiva más amplia, más compasiva.

7. En este estado de conciencia expandida, pronuncie la Oración de Clausura para salir de los Registros Akásicos.

Nivel 2: Pregunte por las causas y las circunstancias.

1 Recuerde el problema o la situación que describió durante la lectura del nivel 1, después utilice la oración para abrir los Registros Akásicos.

2 Pida a sus Maestros, Profesores y Amados que le muestren las causas de su problema.

3 Mientras sus Maestros, Profesores y Amados le revelan las causas de su problema, quizás se descubra en uno de esos instantes de comprensión repentina que le ayuden a cambiar drásticamente de perspectiva y le encaminen hacia la sanación. Cuando sienta que ese cambio se ha registrado suficientemente cierre sus Registros Akásicos.

4 Si tiene algún problema para comprender y aceptar lo que sus Maestros, profesores y Amados le dicen, no se esfuerce. Simplemente, cierre los Registros Akásicos y siéntese durante un rato con toda esa información. Dispondrá de otra oportunidad para obtener claridad cuando abra sus registros.

Nivel 3: Reconozca la verdad del nivel del alma

  1. Abra los Registros Akásicos con la oración.
  2. Pida a sus Maestros, Profesores y Amados que le muestren cómo se le ve, se le conoce y se le ama a usted en los Registros. En otras palabras, pídales que le muestren la verdadera esencia de su alma de un modo que le ayude a verla usted también. Y pídales asimismo que le muestren en qué sentido este problema en concreto era perfecto para el crecimiento de su alma.
  3. Quédese un poco más de tiempo en los Registros y déjese bañar por la Luz del Akasha. Deje que fortalezca y eleve su vibración, y que le ayude a darse cuenta de quién es usted. Y después, cuando se sienta preparado, pronuncie la oración y cierre sus Registros.
  4. Si todavía le resulta difícil comprender o aceptar lo que sus Maestros Profesores y Amados le dijeron durante la lectura del nivel 2, pídales que le ayuden a ver la verdad del nivel del alama acerca de quién es usted. Si esa verdad le resulta demasiado difícil de aceptar en este momento, pídales que le ayuden a aceptar el hecho de que ahí donde se encuentra usted en este momento es donde necesita estar, que es el contexto perfecto en el cual podrá aprender esta lección del alma en concreto, y eventualmente, a su debido tiempo, el de usted, encontrará la paz y la resolución.
  5. Cuando se sienta preparado, pronuncie la oración de Cierre .

Estos tres niveles, si usted ya tiene práctica en los Registros Akásicos, pueden ser empleados en otras personas.

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos recientes

Recibe las últimas novedades

Suscríbete a nuestra newsletter

Para recibir notificaciones sobre nuevas ofertas, promociones y talleres.