Teléfono/whatsapp: +34 662944033
📦 Envío GRATIS en pedidos superiores a 70€
auraastral@auraastral.es / info@auraastral.eu
antiguo egipto

La geografía del Antiguo Egipto es muy significativa y va a influir muchísimo en su arte. Egipto está situado en el nordeste de África y está muy aislado de otros países por su situación geográfica. Sus límites son: por el oeste, el desierto de Libia; por el este, el desierto de Arabia; por el norte el mar Mediterráneo y por el sur el macizo de Etiopía y el desierto de Nubia.

https://bit.ly/3JHnWnL. Sígueme para no perderte ninguna publicación.

Los príncipes del Infierno.1

Está recorrido de sur a norte por el río Nilo, que va a tener muchísima importancia en el desarrollo de esta civilización.

(Heródoto dice “Egipto es un don del Nilo”). Al Nilo le llaman río de los dioses ya que tiene un carácter sagrado y es honrado por los egipcios. El Nilo da vida al valle que se desarrolla a lo largo de él. Este valle va a tener una anchura muy pequeña, de 5 a 30 km, dependiendo de las zonas.

Es un río muy irregular en cuanto al caudal debido a las lluvias monzónicas, por lo que crea inundaciones, que beneficiaban la fertilidad, por lo que la cosecha depende de las crecidas del Nilo, y de ella el trabajo y la vida.

Desde finales de junio empieza a aumentar su caudal y va arrastrando en un principio malas hierbas y más tarde el limo, que se deposita en el suelo, momento que se aprovecha para sembrar. Esto sucede varias veces al año por lo que Egipto se convierte en un territorio muy rico y fértil.

Para controlar el agua aparecen los nilómetros, pozos con señales para medir el nivel del agua para anticiparse al peligro de inundaciones, y en ese caso, construir diques. Aunque este sistema provocaba mucho trabajo, se han seguido usando hasta el siglo XX por la construcción de la presa de Asuán en 1902 y 1971.

Por tanto, la de Egipto es una sociedad fluvial, y ello repercute en el arte: las pinturas y relieves encontrados principalmente en las tumbas reflejan la importancia del río en la vida: transporte, pesca, etc.

Además, el río, las tormentas, etc. influyen en la sociedad creando supersticiones y una religión en la que los dioses están relacionados con fenómenos naturales. Hay un gran misterio en torno a la religión y la divinidad y el más allá van a regir toda la vida.

Egipto está dividido en dos zonas: el Bajo Egipto, que es la zona del Norte, la zona del delta, y el Alto Egipto, que es la zona del sur, a partir de Memphis. Estas dos zonas van a estar representadas de forma iconográfica en dos flores: la flor del papiro representa el Bajo Egipto, mientras que la flor de loto representa el Alto Egipto.

Historia del Antiguo Egipto

Egipto tiene una historia compleja, que empieza muy pronto. La escritura aparece en torno al año 3000 y los egipcios atribuían su creación al dios de la sabiduría, Thot. Hay tres tipos de escritura egipcia:

  • Escritura jeroglífica, que es la más conocida. Es fundamentalmente monumental (está asociada a los monumentos) y se realiza en relieve. Va a tener una interpretación muy difícil (a veces se lee de izquierda a derecha y otras veces de modo contrario, etc.).
  • Escritura hierática, que es una escritura cursiva, abreviada de la anterior, más usada en la vida común. Aparece en los textos.
  • Escritura demótica, que es más rápida y más popular. Es la que aparece más tardíamente y es la que se usa en Egipto hasta la invasión romana.

La escritura ha sido un instrumento fundamental para el conocimiento de Egipto. No es hasta el siglo XIX cuando se empieza a conocer, a partir de la invasión de Napoleón, que llevó consigo algunos sabios franceses, entre los que cabe destacar a Denon (un grabador que hace una obra ilustrada de Egipto, que va a ser punto de arranque de la egiptología).

También fue fundamental para el conocimiento de la cultura egipcia la aparición de la piedra Rosetta, ciudad cercana a la desembocadura del Nilo, y es una piedra de basalto que tiene una inscripción trilingüe, en egipcio jeroglífico, griego y egipcio demótico, que reproduce un decreto de Ptolomeo V y que fue interpretada por Champolion en 1822.

Otro hecho fundamental para el conocimiento de la cultura egipcia fue la abertura de la primera tumba inviolada en 1923, la de Tutankamón, por Carter y Carnavon, así como las cientos de excavaciones que se realizan a partir de estos momentos.

Los pueblos que viven en Egipto son de origen camita. Se trata de hombres altos, de hombros anchos y con algunos rasgos negroides. Estos pueblos se asientan y se organizan en nomos o cantones independientes, dirigidos por reyes sacerdotes.

Entre ellos hay momentos de lucha y se van a ir configurando en dos zonas, las llamadas las dos tierras:

Reino de Butto, está situado al norte de Egipto, es el Bajo Egipto. Se dedica a la agricultura y al comercio y su distintivo es una corona truncada y roja que está adornada con la cobra o ureus.

Reino de Nejeb o Nekhen, está en el sur de Egipto, es el Alto Egipto. Se dedica a la ganadería y es un pueblo más belicoso. Su distintivo es una corona blanca y alta coronada por un buitre.

Estos dos animales son sagrados y protectores de los egipcios. Hay un momento en el que los dos reinos se van a fundir, y con esta fusión termina el periodo predinástico. Esta fusión es debida al rey Menes, y a partir de este momento al rey se le va a conocer como “Señor de las dos tierras”.

La cronología de Egipto es muy complicada y no siempre coinciden todos los historiadores en ella. Se suele partir de la cronología que elaboró el sacerdote egipcio del siglo III a.C. Manetón en la historia de Egipto que redactó para Ptolomeo II. Esta obra estuvo durante mucho tiempo en la biblioteca de Alejandría, pero se perdió con el incendio que destruyó ésta en el 49 a.C., aunque tanto su cronología como sus apuntes se han transmitido.

3000 – 2800Periodo tinitaMenes y I y II dinastíasPeriodo fundamental para Egipto ya que es el momento en el que se forma el estado. Comienza la escritura y el calendario
2800 – 2040Imperio AntiguoIII – XDurante este periodo la capital se encuentra en Memphis (al sur del delta). Las dinastías de mayor esplendor son la IV y V, pero a partir de la VI empieza un momento de decadencia y un momento intermedio
2040 – 1580Imperio MedioXI – XVIIDurante este periodo la capital se encuentra en Tebas. Época de esplendor en las dinastías XI y XII, pero a partir de ese momento comienza de nuevo un periodo de decadencia en la que hay luchas de poder entre príncipes, etc. que es aprovechado por la dinastía de los hicsos procedentes de Siria, pero son expulsados y comienza el nuevo esplendor
1580 – 657Imperio NuevoXVIII – XXVSe dan cambios significativos. Destacan las dinastías XVIII (marcada por el reinado de Amenofis IV, con el que la capital cambia a Amarna), XIX (marcada por Ramsés) y XX, tras la que vuelve un periodo de crisis
657 – AMagBaja ÉpocaXXVI – XXXEn esta época hay momentos muy interesantes, como el periodo saíta, pero luego comienzan invasiones de otros pueblos.
AMag – 330 – 30 a.C.Periodo Hele-nísticoAlejandr Magno y dinastía de los LágidasAlejandro Magno se hace con el poder, expulsa a los persas y del 330 aprox. hasta su muerte se da un periodo cultural y artístico muy interesante. Tras su muerte Egipto pasa a poder de Ptolomeo, lugarteniente de Alejandro, que empieza la dinastía de los l�gidas que permanecer� hasta el 30 y entre los que destaca ya al final Cleopatra VII, que da un gran empuje a Egipto, que consigue un gran poder, pero es derrotada en el 31 por Roma en la batalla de Accio
30 – 395Egipto romano  
395 – 642Egipto bizantino Egipto cristiano
642 – 1805Egipto musulmán Dominado por distintos pueblos. A partir de 1805 se considera ya Egipto moderno

Organización Política y Social

La organización política y social de Egipto se ve reflejada tanto en su religión como en su arte. No hay una organización política estable en todos los momentos. Es una monarquía absoluta dirigida por el faraón, que es considerado como un dios y al que se le representa con una serie de símbolos característicos:

La doble corona, que son las dos coronas unificadas y con el ureus (la cobra), o una de ellas

Brazos cruzados sobre el pecho; en una mano sosteniendo un flagelo (látigo) con tres flecos dorados y en la otra un cetro (o cayado) curvado ž vestigio de la vida que llevaba en un principio el pueblo egipcio cuando era nómada. Estos símbolos también los va a llevar el dios Osiris.

Barba postiza para determinadas ceremonias, que era puntiaguda, sobresalía y a veces termina en una pequeña curva.

El nemes, una tela rallada que lleva sobre la cabeza ceñida sobre la frente y que cae sobre los hombros de forma más o menos triangular. Este atributo también pueden llevarlo otros miembros de la familia real, para distinguirlo sólo el faraón llevará encima la cobra o ureus.

El faraón se rodea de una serie de personajes que le ayudan a gobernar. Están relacionados con la nobleza y son los que realizan las tareas administrativas y políticas.

Una escala social por debajo de estos nobles estaría el pueblo, formado por agricultores, comerciantes y artesanos, entre los que hay distintas categorías y distintos niveles económicos. También existían los esclavos.

Por último hay una clase social que tiene un poder extraordinario que es el clero o cuerpo sacerdotal. Tiene una gran simbiosis con el faraón, que les proporciona tierras y riquezas a cambio de mantener el carácter divino del faraón.

Viven en torno a los templos, pero también tienen una gran importancia en la corte. Hay distintas categorías entre ellos y sobresale el gran sacerdote. Están relacionados con la educación, ya que las escuelas están cercanas a los templos, y deben encargarse del cuidado de los templos y de las representaciones de los dioses, de las procesiones, etc.

Tenían una vida distinta a los demás, comían diferente, estaban obligados a realizar una serie de abluciones, vestían diferente (con túnicas de lino, algunos con una piel de leopardo encima de ésta, y con la cabeza rasurada…), etc. También había sacerdotisas, aunque no tienen tanta importancia. Se encargaban de cuidar a las divinidades femeninas y sus templos, cantaban, bailaban, etc.

De entre el grupo de funcionarios relacionados con la nobleza hay que destacar a los escribas. Se trata de los personajes más cultos de la sociedad. En un principio pertenecían a la familia real, pero más tarde podían provenir de cualquier clase social. Están muy cercanos al rey y tienen también la función de visir. Algunos de ellos eran escribas-sacerdotes.

Es una sociedad que se va a ir complementando y ayudando unos a otros aún entre diferentes clases y eso explica su larga duración y el buen desarrollo de las artes.

Mitología Egipcia

La mitología egipcia es una de las más completas que podemos encontrar, por eso los dioses de Egipto ocupaban un papel central en la vida de esta antigua civilización hasta tal punto que los rituales que conocemos en la actualidad provenientes de esta cultura, como es el caso de la momificación, se desprendían del deseo de mantener el cuerpo intacto para la otra vida, la que disfrutarían en el más allá junto a los dioses.

Esta tradición es muy rica, tanto como la propia lista de deidades que se adoraban en esta cultura, las cuales podían cambiar dependiendo de la ciudad en la que se encontraran los fieles. Sin embargo un grupo de figuras se alzan como las más importantes del antiguo Egipto.

A excepción del período de Amarna, en el que el faraón Akenatón decretó como único Dios a Atón, los egipcios fueron politeístas, lo que quiere decir que adoraban a distintos dioses a los que veneraban con diversos propósitos. Sin embargo, a lo largo de la basta historia de esta civilización antigua, distintos dioses estuvieron a la cabeza como los más importantes, siendo siempre el faraón el representante de la deidad del cielo en la tierra, por lo que era visto por el pueblo como un ser de luz especial y no solo como un gobernante.

La relación de los egipcios con sus dioses era muy estrecha, en ellos encontraban la explicación a los sucesos naturales, a los giros que sus propias vidas daban, a diversos aspectos relacionados con el alma y la naturaleza humana y a muchas de las cosas que ocurrían a su alrededor, por ello los veneraban en santuarios y templos no oficiales, ya que en los oficiales solo podían entrar los sacerdotes, les rezaban pidiendo que intercedieran por ellos y realizaban diversos tipos de rituales para acercarse a sus deidades.

Aunque hoy solo conozcamos algunos nombres, diversos arqueólogos y egiptólogos coinciden en que mientras duró esta civilización se veneraron a más de 1.400 figuras, al menos esa es la información que se ha podido recavar a través de los textos antiguos. Durante los más de 3.000 años que duró esta civilización, distintas deidades estuvieron a la cabeza, en base a eso hoy podemos destacar un listado con los principales dioses egipcios.

Ra, el dios del sol

Es el dios del sol y una de las deidades más conocidas en nuestros tiempos, aunque antes del 2.400 AC solo fuera una deidad solar menor. Sin embargo, a partir de la dinastía V fue convertido en una dios mayor y en el principal protector de los faraones.

Representado como un hombre con cabeza de halcón, era el responsable de dar la vida a todo debido a su vinculación con el sol, razón por la que el dios Amón, uno de los más importantes de la mitología egipcia, acabaría fusionándose con Ra para convertirse en el gran Amón-Ra.

Cuáles son los principales dioses egipcios - Ra, el dios del sol

Amón, el dios de la ciudad de Tebas

Además de ser el dios de la ciudad de Tebas, “el oculto”, significado de su nombre, fue adorado durante mucho tiempo como el creador supremo y la deidad más importante de los egipcios, sin embrago como hemos explicado anteriormente acabaría siendo absorbido por Ra y convertido en Amon-Ra.

Durante un período inicial fue conocido como el dios de los vientos, por eso muchas embarcaciones llevaban su nombre en el timón para encontrar protección durante sus viajes.

Osiris, el dios de la resurrección

Osiris es uno de los principales y más importantes dioses de los egipcios. Según decisión de su padre, esta deidad debía heredar el reino de la parte fértil de Egipto mientras que su hermano Seth reinaría en la parte seca, pero este último no soportó los celos y la envidia que esto le causaba y decidió matarlo, cortando su cuerpo en 14 trozos que esparció por el mundo. La hermana de ambos, Isis, que luego se convertiría en la esposa de Osiris, se encargó de reunir todos los trozos que encontró embalsamándolo para hacerlo resucitar nuevamente. Se trata del primer indicio de momificación en esta cultura.

Se creía que una vez al año Osiris moría y resucitaba, por lo que es la deidad de la resurrección y de los muertos. Debido a que se le atribuía la responsabilidad de las crecidas del Nilo, es también un dios muy vinculado a la fertilidad y la agricultura.

Cuáles son los principales dioses egipcios - Osiris, el dios de la resurrección

Isis, diosa de la vida

Hermana y esposa de Osiris, es la diosa más importante para los egipcios, la madre de todos los dioses y la dadora de vida. Se le consideraba la deidad de la maternidad y los nacimientos pues fue la encargada de dar vida nuevamente a Osiris después de que Seth lo descuartizara.

Cuáles son los principales dioses egipcios - Isis, diosa de la vida

Horus, el dios del cielo

Representado con cabeza de halcón y doblemente coronado, Horus era el dios del cielo, el hijo de Isis y Osiris quien tuvo que ser escondido por su madre pues su tío Seth también quería matarlo para impedir que heredara el trono. Se le considera como el elevado, quien lucha contra Seth para vengar lo que hizo con su padre, consiguiendo finalmente matarlo y convertirse en el dios del mundo de los vivos mientras su padre gobernaba el mundo de los muertos.

Junto a sus padres conforma una de las triadas de dioses más importantes del antiguo Egipto.

Cuáles son los principales dioses egipcios - Horus, el dios del cielo

Anubis, dios de las momificaciones

Representado tanto como hombre con cabeza de chacal como por un chacal, es el sobrino de Osiris y uno de los primero dioses del más allá, siendo conocido como “el señor de la necrópolis”. Es el encargado de presidir los rituales de momificación y también de acompañar el cuerpo del difunto al más allá, guiándolo hasta su camino final.

Cuáles son los principales dioses egipcios - Anubis, dios de las momificaciones

Seth, dios de las tinieblas o del desierto

Seth fue la personificación del mal y la destrucción en la mitología egipcia, esto principalmente por su decisión de matar y descuartizar a su hermano. Su cabeza de extraño animal reforzaba la creencia de que era un Dios oscuro, sin embargo también fue la deidad del desierto pues a él le correspondió reinar en la parte seca de Egipto.

Durante un breve período de la historia del antiguo Egipto fue considerado como un protector de las caravanas en el desierto, sin embargo mayoritariamente fue visto como el dios de las tinieblas.

Cuáles son los principales dioses egipcios - Seth, dios de las tinieblas o del desierto

Hathor, diosa del amor, la fiesta, la danza…

Su nombre significa la morada de Horus y, junto con Isis, fue una de las diosas egipcias más veneradas. Era la esposa de Horus y representaba muchas de las cosas buenas de la vida: el amor, la alegría, la música, la danza, por lo que era muy querida por los fieles.

Cuáles son los principales dioses egipcios - Hathor, diosa del amor, la fiesta, la danza...

Otros de los principales dioses egipcios

  • Apis: dios solar de la fertilidad y la agricultura, es conocido como el buey sagrado.
  • Maat, diosa de la justicia.
  • Bastet, era la diosa de los nacimientos y las embarazadas, con su cabeza de gato, uno de los animales más venerados en el antiguo Egipto, era una importante deidad.
  • Ptah, dios creador y principal deidad de la ciudad de Menfis.
  • Toht: dios encargado de inventar la escritura y deidad de la sabiduría.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos recientes

Recibe las últimas novedades

Suscríbete a nuestra newsletter

Para recibir notificaciones sobre nuevas ofertas, promociones y talleres.